El efecto del beso robado.

El placer del beso reside, muy frecuentemente, en la sorpresa: sorpresa por el acto en sí, sorpresa del otro, sorpresa en el descubrimiento de un rostro, de un olor, de un tacto, de un calor humano, de un cuerpo viviente y vibrante, así como la sorpresa de algo nuevo que compartir y de un intercambio también completamente novedoso. La sorpresa procura, en efecto, un gran poder sobre aquél que se deja sorprender, una superioridad que constituye uno de los principales fundamentos del arte de la seducción.

You Might Also Like:
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
AlLio
Sientatecerca-Todosobreelbeso
BesoEsquimal
Unacosallevaalaotra
LaCobra
El autor

Publicista de profesión, Albert Soler edita su segundo libro, en esta ocasión dedicado a los besos.

 

Leer más

 

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now