Concurso de besos entre dueños y sus perros.

Desde hace años, en Portland (Estados Unidos) se celebra un concurso de besos de perros para San Valentín. Las reglas de tan extraña competición son simples: los dueños deben dejar que sus mascotas los besen y pasen la lengua por toda la cara, labios incluidos, la mayor cantidad de tiempo posible. Aquellos que se den el beso más largo ganan un certificado valorado en 75 dólares que pueden gastar en la tienda de mascotas Planet Dog. Sin embargo, muchos de los concursantes declaran año tras año que no participan por el premio económico, sino por el placer de ser besados por sus mejores amigos.

You Might Also Like: