Desayuno con diamantes (1961).


Otra escena memorable es la que comparten Holly Golightly (Audrey Hepburn) y Paul Varjak (George Peppard) al final de Desayuno con diamantes. En un taxi, el personaje de Peppard le dice a Holly que la quiere y que le pertenece, a lo que la chica se enfada y le responde que no quiere estar en una jaula porque es una mujer libre. Ambos discuten, Holly para un momento el auto para hacer bajar al gato que lleva encima y luego es Paul quien sale del vehículo mientras le asegura que es ella misma quien ha construido su propia jaula. Antes de cerrar la puerta le tira una cajita que contiene un anillo y le dice que ya no le hace falta. Ella comienza a llorar, se coloca el anillo y sale en su busca. Se encuentran en la calle y, empapados por la lluvia, al final localizan al gato. De inmediato suenaMoon River, de Henry Mancini y ambos de funden en un beso casi desesperado y con minino de por medio.

You Might Also Like: