El beso de Rodin.

"El beso" es una escultura del artista francés Auguste Rodin (1840-1917) realizada a partir de 1881. Inspirada en el Infierno del poeta italiano Dante Alighieri, fue una de las obras que más contribuyó a la afirmación de Rodin como artista.

HISTORIA DE LA PIEZA:

Entre los varios bosquejos que Rodin realizó sobre el tema, sólo un dibujo puede ser considerado como un estudio para la obra El beso. Hay también un esbozo modelado en arcilla donde se pueden entrever dos personas unidas, aunque la colocación de los brazos difiere de la posición en la escultura final. Tanto el gouache como la arcilla pertenecen al acervo del Museo Rodin de París5​ y dan cuenta de los estudios preparatorios para la obra.

La pareja abrazada de El Beso apareció por primera vez en la parte inferior derecha de la Tercera maqueta de La puerta del Infierno, (o, en francés, La Porte de l'Enfer). El portal fue encargado a Rodin en 1880 por parte del Ministerio de Bellas Artes francés. El tema debía de ser relacionado con la Divina Comedia de Dante Alighieri, así que la pareja representaba uno de los personajes más emblemáticos de la obra capital del poeta italiano.

El beso en su tamaño original (86 cm) fue modelado a partir de 1881 y desde un principio Rodin contempló la posibilidad de realizarlo en varios formatos. La obra fue descrita por Octave Mirbeau el 18 de febrero de 1885 en el periódico La France y luego por Félicien Chapsaur el 16 de enero de 1886 en Le Figaro.

Posteriormente la pareja fue quitada del portal. Aunque Rodin nunca dio explicaciones, las razones pueden estar relacionadas con su extrema dulzura que mal se asimilaba a la atmósfera de desesperanza que caracteriza a La puerta. La pieza fue sustituida por la obra Paolo y Francesca, representación de los dos amantes que ya se encuentran en el segundo círculo del Infierno dantesco.

Retirada del portal, la obra fue exhibida por primera vez en 1887 en París y luego en Bruselas con el título Francesca da Rimini. La crítica se sorprendió por la falta de atuendos que tradicionalmente, sobre todo durante el romanticismo, vestían a los personajes. Debido a la universalidad de su lenguaje decidieron rebautizarla bajo el título El beso (Le Baiser, en francés).

Gracias a la buena recepción de la obra, en 1888 Rodin recibió el encargo por parte del Ministerio de Bellas Artes para dos versiones agrandadas (183 cm) en mármol. Éstas tenían que ser destinadas a la Exposición Universal de 1889. Para poder realizar la versión en mármol Rodin contrató al tallador Jean Turcan, quien no pudo cumplir con los tiempos requeridos.8​ La obra no se expuso hasta 1898 en ocasión del Salón de la Sociedad Nacional (SNBA, Société nationale des beaux-arts) cuando también expuso la obra dedicada a Balzac.

Aunque El beso representó un éxito, la escultura nunca fue una de las favoritas del artista. Para él, quien buscaba representar a las formas de una manera más atrevida, la obra resultaba demasiado académica tanto en la plástica como en el contenido. Fue por esta razón que el artista no la presentó en la gran exposición de 1900 en el Pabellón del Alma. Mientras tanto la versión en mármol ya había sido entregada al Ministerio de Arte francés que la expuso en ocasión de la Exposición Universal del mismo año (1900). Ahí varios coleccionista pudieron apreciar la obra que también fue bien recibida por la crítica.

Aunque Rodin no faltó de evidenciar el carácter convencional de la obra, hoy sigue siendo una de las esculturas más emblemáticas del maestro.

You Might Also Like:
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
AlLio
Sientatecerca-Todosobreelbeso
BesoEsquimal
Unacosallevaalaotra
LaCobra
El autor

Publicista de profesión, Albert Soler edita su segundo libro, en esta ocasión dedicado a los besos.

 

Leer más

 

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now