Beso de una madre y un hijo cualquiera.

Instantánea que corresponde a una serie de imágenes de la fotógrafa Renée C. Byer durante su viaje al amargo trance de la muerte programada. La foto muestra un beso entre una madre y su hijo de 10 años, llamado Derek Madsen, con cáncer terminal, que vive sus últimos días. La instantánea mereció el premio Pulitzer el año 2007.

You Might Also Like: